Linea y Salud

El colesterol es un indicador fiable de la salud cardiovascular

El colesterol es un indicador fiable de la salud cardiovascular

L&S.- Tener niveles altos de colesterol es una señal de alarma médica. Junto con la hipertensión, el colesterol es uno de los indicadores más preocupantes de que existe un factor de riesgo importante de problemas cardiovasculares y los estudios son claros. Bajando el colesterol se reduce el riesgo de problemas cardíacos y cerebrovasculares.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un importante tipo de grasa que se encuentra en todas las células del cuerpo. Es elaborado en el hígado a partir de  los alimentos grasos y se necesita para que funcionen correctamente ciertas hormonas, los ácidos digestivos y las diferentes estructuras corporales.

Las carnes, los huevos, el pescado, los lácteos, los frutos secos, etc. aportan colesterol en la dieta y aunque la anormal elevación del colesterol en la sangre se lo achacamos al colesterol que genera la comida, la causa es realmente la ingesta de grasas saturadas presentes en ciertos alimentos y grasas trans.

Niveles de colesterol sanos

Los niveles indicativos de cantidad de lípidos en sangre se expresa en mg/dl (miligramo por decilitro) y lo que se valora como valor saludable de colesterol es la medida menor o igual a 200 mg/dl. Todo lo que suba de ahí debe controlarse. A partir de 239 mg/dl es una cantidad elevada dentro del límite, valorando otras circunstancias que puedan afectar a la salud, como alcoholismo, tabaquismo, sedentarismo, etc. A partir de 240 mg/dl  se considera un nivel alto y peligros y por tanto, se debe poner un tratamiento para reducirlo.

Lo primero que se debería hacer frente a medidas preocupante, sería cambiar de hábitos alimentarios y de estilo de vida. Iniciar un programa de caminatas o algún ejercicio aeróbico, una dieta pobre en los alimentos que contienen grasas trans y saturadas y en muchos casos, no será suficiente y habrá que ayudar al cuerpo con fármacos, o productos naturales; esta última, una alternativa a la que se recurre poco, aunque es muy efectiva.

El mundo sufre de la epidemia de la hipercolesterolemia

En España, uno de cada 2 españoles adultos (mayores de 18 años) tiene un colesterol por encima de 200 mg/dl. y en Estados Unidos las cifras son alarmantes. Según la Asociación Americana del Corazón, más de 98 millones de estadounidenses están en el límite o superan los 200 mg/dl. y si analizáramos el resto de los países «desarrollados», se arrojarían cifras similares.

El riesgo de padecer de hipercolesterolemia aumenta según se cumplen años, siendo los niveles de colesterol más elevados en las mujeres que en los hombres debido a factores hormonales, si bien, en las mujeres en edad fértil los estrógenos aumentan los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), o el llamado «colesterol bueno». También es un factor desencadenante de hipercolesterolemia el sobrepeso y la obesidad; y también la diabetes o el síndrome metabólico.

El colesterol bueno, el colesterol malo, el colesterol total

Como anteriormente hemos dicho, las células necesitan del colesterol para realizar sus funciones lo reciben a través de la sangre, que lo lleva en forma de partículas transportadoras llamadas lipoproteínas. Hay dos tipos de lipoproteínas o colesterol: La LDL o lipoproteína de baja densidad y la HDL o lipoproteína de alta densidad.

Algo a destacar es que el colesterol LDL «colesterol malo» se deposita en las paredes de las arterias, estrechando el espacio viable del vaso sanguíneo y por tanto, creando dificultades vasculares. Por otra parte, el colesterol HDL Colesterol«colesterol bueno» limpia las arterias del colesterol LDL «colesterol malo».

Para evaluar si una persona tiene unos niveles «peligrosos» de colesterol, los médicos hallan el colesterol total evaluando la proporción que existe entre los niveles de colesterol LDL, de colesterol HDL y otro tipo de grasas llamadas triglicéridos (perfil lipídico completo). Esa relación que hay entre todas las grasas le suministra al médico una mayor información o más acertada sobre el riesgo cardiovascular que el colesterol total.

Dicha medición se calcula dividiendo la cifra del colesterol total (en se miden los triglicéridos también) por la cifra de colesterol HDL. Cuándo da un resultado superior a 5  es un indicador de mayor riesgo en personas que nunca han padecido de problemas coronarios y quienes sí sufren de enfermedades del corazón no nunca deben superar del 4 su resultado superior.

Niveles de colesterol y triglicéridos * (mg/dl)
Colesterol total
Menos de 200
Deseable
200-239
Limítrofe
240 o más
Alto
Colesterol LDL
Menos de 100
Óptimo
100-129
Casi óptimo/ superior al óptimo
130-159
Limítrofe
160-189
Alto
190 o más
Muy alto
Colesterol HDL
Más de 40
Deseable
Triglicéridos
Menos de 150
Normal
150-199
Limítrofe
200-499
Alto
500 o más
Muy alto
* En adultos sin antecedentes conocidos de enfermedad coronaria.
Fuente: Adaptado de la publicación National Cholesterol Education Program of the National Institutes of Health, Third Report of the Expert Panel on Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III).

LDL, HDL y Triglicéridos – Tres grasas que deben estar en equilibrio

  • Lipoproteína de baja densidad

Las partículas de la lipoproteína de baja densidad o LDL son las que llevan el colesterol a las células. Es un tipo de colesterol importante aunque se le llame «malo», porque el desequilibrio de este elemento genera los problemas cardio vasculares.  Lo cierto es que es un exceso de LDL en la sangre provoca la acumulación de placas de grasa en las paredes arteriales, iniciando un proceso de una enfermedad severa llamada arterioesclerosis, que es ni más ni menos que una acumulación de placa en las arterias. Esto deja a la persona expuesta a un problema coronario, o vascular y más aún si padece de hipertensión arterial.

El LDL puede elevarse por diversos motivos, tales como hipotiroidismo,  obesidad, menopausia, dietas ricas en ácidos grasos saturados, grasas trans, etc.

  • Lipoproteína de alta densidad

Las partículas de la lipoproteína de alta densidad o HDL  son las que transportan el colesterol desde las células de vuelta al hígado desde dónde se elimina fuera del organismo. El colesterol HDL se denomina «colesterol bueno» porque este tipo de colesterol en niveles elevados reducen el riesgo cardiovascular, mientras que si es bajo, el riesgo se eleva. Aún en el caso de que el colesterol total en la sangre sea de 200 mg/dl, si el colesterol HDL es reducido, se considera un factor a controlar, porque generalmente es un indicativo de que hay sedentarismo, obesidad, o tabaquismo. Un HDL bajo también es una consecuencia la diabetes tipo 2.

Los hombres suelen tener los niveles de HDL más bajos que las mujeres debido a que los estrógenos elevan el colesterol HDL, aunque esto cambia con la menopausia, época a partir de la cual, los niveles tienden a disminuir.

  • Triglicéridos

Los triglicéridos también provienen de los alimentos. Cuándo el cuerpo quema las energías que aporta la dieta, el sobrante lo almacena en forma de triglicéridos para su posterior uso. Cuándo se gastan menos energías que las que se ingieren, los niveles de triglicéridos seguramente serán altos.

Los triglicéridos también son transportados a las células por las lipoproteínas. Por supuesto que una dieta rica en grasas saturadas e hidratos de carbono va a elevar los niveles de triglicéridos, pero aunque no todos los científicos están de acuerdo en que los niveles elevados de triglicéridos aumenten el riesgo de contraer enfermedades cardio vasculares, lo cierto es que las personas sanas tienen sus niveles de triglicéridos en equilibrio con los niveles de colesterol LDL y HDL. Además, las personas que presentan niveles de triglicéridos elevados suelen ser personas obesas, hipertensas, diabéticas, o presentan todos los cuadros juntos, como en el caso del síndrome metabólico. A nadie le cabe duda que son cuadros de alto riesgo cardio vascular.

Unos niveles muy elevados de triglicéridos (por encima de 1000 mg/dl) pueden ser causa de dolores abdominales y también de pancreatitis, una enfermedad potencialmente mortal.

  • Colesterol total

El llamado «colesterol total» en las analíticas hace referencia a la suma del colesterol que transporta las partículas de LDL, HDL y otras lipoproteínas. Esto se mide haciendo un perfil lipoprotéico completo y es aconsejable realizarlo cada 5 años a partir de los 20 años de edad. Para hacérselo, la persona ha de ir en ayunas (de al menos 12 horas) durante la cual, solamente ha bebido agua. Con este perfil completo de lipoproteínas se determinan los niveles totales de LDL, HDL y triglicéridos, siendo el LDL el valor determinante para predecir el riesgo cardio vascular.

En el caso de que se haga una valoración del colesterol en sangre mediante una muestra no sacada en ayunas (habiendo comido dentro de las 12 horas anteriores a la analítica), solamente se podrá valorar los niveles de HDL y el total, pero si el paciente tiene otros factores de riesgo cardio vascular, será necesario pedir un perfil lipoproteico completo. El perfil lipoproteico completo, además de otros factores de riesgo es la mejor manera de evaluar las probabilidades que un paciente tiene de padecer un ataque al corazón en los siguientes 10 años.

Análisis de colesterol

Las analíticas y valoraciones de colesterol es conveniente que sean realizadas por personal médico cualificado y la muestra deberá enviarse a un laboratorio de análisis clínicos autorizado para ser analizada.  Los análisis hechos con equipos caseros no suministrarán valores con la precisión del laboratorios clínico. Los resultados deberán ser siempre evaluados por un médico.

Antes de llevar a cabo una analítica para colesterol, no cambie sus rutinas ni su alimentación para no alterar los resultados. Ni su actividad física, ni su dieta deberán modificarse. Solamente se debe hacer el ayuno de 12 horas anteriores a la extracción si lo que va a realizar es el perfil lipoprotéico completo. Recuerde que solamente tiene permitido beber agua. Si por casualidad está resfriado, o ha cambiado recientemente alguna medicación, tendrá que decírselo a su médico y dejar el análisis para más adelante. Debe ser un perfil tan preciso, que hasta es posible que el médico le pida que no ingiera ningún tipo de bebidas alcohólicas durante varios días antes de la extracción, sobre todo por tener una valoración más ajustada de los niveles de triglicéridos.

Ver: Dieta para evitar el colesterol



Hay varios complementos nutricionales capaces de hacer que bajen considereblemente los niveles de colesterol. Los más potentes son la combinación de SE2 y Stemflo. Esto siempre se debería utilizar en casos de hipercolesterolemia severa. Además, la garcinia cambogia con cromo y abedul, no sólo hará que descienda el colesterol, sino que ayudará a adelgazar (es uno de los mejores quemagrasas que existen). Además, el cromo ayuda a descender los niveles de colesterol y también, producirá sensación de saciedad y el abedul será un gran drenante-adelgazante.

También en Copalchi es de gran ayuda.

¿Dónde comprarlos?

Artículos Relacionados

2 Comentarios en 'El colesterol es un indicador fiable de la salud cardiovascular'

I Know That Girl dice : Invitado Reportar comentario 3 months ago

Muy buen artículo, totalmente recomendable. Sin duda la tendré en cuenta a la hora de realizar mis dietas para este próximo año. Atentamente

YOLANDA HOYOS GARZON dice : Invitado Reportar comentario 2 years ago

como bajar los triglicéridos
Tengo los triglicéridos en 340, soy vegetariana, hago deporte 5 ó 6 días por semana, tengo 48 años, llevo 30 años haciendo dietas, evitando carbohidratos y grasas, quisiera saber porqué me sucede éste fenómeno, gozo de excelente salud, no tengo ningún síntoma extraño, tengo contextura normal y me siento agradecida con Dios. soy feliz, no sufro de estres

Comentar

Tu email no sera publicado. Los campos marcados son obligatorios.

Powerstrips

Cetona de frambuesa

Alta Cosmética

Mascotas