Linea y Salud

Hipertensión arterial

Hipertensión arterial

Hipertensión arterial – Elevación de la presión sanguínea

L&S.- La hipertensión arterial consiste en el aumento de la presión de la sangre al pasar por las venas. Es una patología crónica cuya característica es la de no presentar síntomas evidentes de que la padece y si la hipertensión arterial o presión alta se manifiesta de alguna manera, no es por mucho tiempo, lo cual es preocupante, porque una de las primeras causas de mortalidad en la población adulta española son las enfermedades cardiovasculares y aunque la tendencia es a minimizarlo, lo cierto es que se trata de un problema serio aunque tratable si se toman medidas, pero si no, puede resultar en complicaciones de salud tales como infarto de miocardio, ictus, arterioesclerosis, etc.

Solamente en España existen 14 millones de personas que padecen hipertensión arterial, aunque 9,5 millones de ellas no llevan ningún control. Aparte hay también alrededor de 4 millones que nunca han sido diagnosticadas.

Una de las primeras consecuencias de la hipertensión arterial es que las arterias se endurecen a medida que soportan la presión de manera continuada y se hacen más gruesas,  lo que dificulta el paso de esa presión a través de ellas. Eso es conocido con el nombre de arterioesclerosis.

Hipertensión arterial – Causas

Las causas específicas que provocan la hipertensión arterial se desconocen, pero se relaciona con factores que coinciden en la mayoría de pacientes que la padecen. Son factores genéticos, edad, sexo y  raza, factores medioambientales, estilos de vida, obesidad, consumo de bebidas alcohólicas, tabaquismo, uso de anticonceptivos orales, drogas,  el sedentarismo y algunas enfermedades.

  • Factores genéticos: Cuándo se diagnostica una hipertensión arterial, casi siempre hay un familiar en primer grado que la padece o la padeció. Está demostrado que un hijo de un hipertenso tiene el doble de probabilidades de serlo también.
  • Sexo: La predisposición a tener hipertensión arterial es mayor en el hombre que en la mujer, la cual está protegida por los estrógenos, aunque la tendencia cambia a partir de la menopausia en que los niveles de estrógenos bajan. A partir de esa edad, la predisposición se iguala entre sexos.
  • Edad y raza: La estadística sobre hipertensión arterial es clara cuándo se trata de establecer rango de edades. La cantidad de población hipertensa aumenta a medida que las personas cumplen años y sobre la raza, las personas de raza negra tienen el doble de probabilidades de ser hipertensos y con un pronóstico peor que los de raza blanca.
  • Sobrepeso y obesidad: Las personas que sufren de obesidad tienen más posibilidades de sufrir de hipertensión arterial que las personas con pesos equilibrados. Cuánto más alto sea el IMC (índice de masa corporal),  mayor será la tensión arterial. Esto se nota más si cabe en personas menores de 40 años. Los cómputos indican que los obesos tienen unas 3 veces más de posibilidades de ser hipertensos que las personas que se mantienen en un rango normal de peso. Lo cierto, también es que si estas personas reducen su peso, también se reduce la presión sanguínea.
  • Causas vasculares: Hay algunas patologías que influyen directamente en la hipertensión arterial (se estima que entre un 2,5 y un 6% de los casos) de ellos:
    • Enfermedad renal poliquística
    • Tumores productores de renina
    • Estenosis de la arteria renal
    • Enfermedad renal crónica
    • El síndrome de Liddle
  • Causas endocrinológicas: Entre el 1 y 2% de las personas que padecen de hipertensión arterial sufren además de problemas hormonales, ya sean endógenas, como exógenas

Causas exógenas:

  • Ciclosporina, tacrolimus
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroides
  • Alcohol
  • Cocaína
  • Tabaquismo
  • Café
  • EPO (Eritropoyetina)
  • Viagra y similares
  • Fármacos que contienen efedrina
  • Fármacos que contienen regaliz, o harpagofito

Causas endógenas:

  • Problemas del sistema nervioso central
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
  • El síndrome de Cushing
  • Hiperaldosteronismo primario
  • Feocromocitoma
  • Hipertensión intracraneal
  • Tumores cerebrales
  • Poliomielitis bulbar
  • Hipotiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipercalcemia
  • Acromegalia
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Hipertensión arterial del embarazo
  • Síndrome metabólico, etc.

Hipertensión arterial – Síntomas

Diagnosticar una hipertensión arterial es complicado precisamente porque no revierten síntomas claros en laHipertensión arterial mayoría de casos. Las cefaleas suelen ser síntomas de tensión alta que más alerta a los pacientes, aunque otro síntoma puede ser la angina de pecho y cuándo ocurre se ha sido hipertenso durante quizás años.

Prevención de la hipertensión arterial

En la prevención de problemas vasculares no hay muchos secretos: hábitos de vida saludables, evitar subir de peso y aire puro son los mejores preventivos y esto se traduce en seguir una dieta sana y practicar ejercicio. Son dos gestos que dejan a la población muy alejada de problemas vasculares (y otros) y más cuándo hay antecedentes de un familiar directo que sufra o haya sufrido de hipertensión arterial.

La tensión arterial tiene dos componentes:

  • Presión, o tensión sistólica o máxima (alta): representa la mayor fuerza del flujo de sangre por las arterias cuándo se contrae el corazón para bombear la sangre hacia el cuerpo.
  • Presión o tensión diastólica (baja): Es el valor que arroja la presión de la sangre entre los latidos del corazón. Es el momento en que las arterias tienen menos flujo de sangre, pues se sucede cuando el corazón se relaja para recibir sangre para un nuevo impulso.

Los valores de la tensión arterial son dados en milímetros de mercurio (mmHg) y se decide que es tensión alta o hipertensión cuándo uno de estos números resulta alto respecto al protocolo médico de medidas establecido para adultos, que es el siguiente:

  • Normal 130 menor a 85
  • Normal alta 130-139 / 85-89

Hipertensión arterial:

  • Grado1 (leve) 140-159 / 90-99
  • Grado 2 (moderada) 160-179 / 100-109
  • Grado 3 (severa) 180-209 / 110-119
  • Grado 4 (muy severa) mayor /= 210 o mayor/=120 o mayor

Nota: Se calcula que aproximadamente el 25% de los adultos presentan presiones sanguíneas superiores a 140/90 mmHg de manera estable. Según ese criterio, se diagnostica como hipertensión arterial (aunque leve) y este nivel aumenta de manera progresiva a medida que la persona va cumpliendo años.

Diagnóstico

Una hipertensión arterial  generalmente se diagnostica entre el personal sanitario de atención médica primaria (médicos y enfermeros), ya que se han establecido protocolos para que cuándo se acude a la consulta por cualquier motivo, se chequee la tensión del paciente. Es la mejor forma de prevenir una enfermedad que no suele presentar síntomas.

Tratamientos de la hipertensión

Una hipertensión se puede tratar de dos formas, aunque a veces es necesario ambas: mejorar hábitos de vida, lo que incluye dieta y ejercicios y tratamientos farmacológicos.

Sea cual sea el tratamiento impuesto por el médico, o elegido por el paciente, debe saber que la constancia es fundamental para mantener los niveles.




También se pueden seguir un tratamiento natural, siempre y cuando se haya hablado antes con el médico y éste lo apruebe. Son tratamientos sin efectos secundarios y con muy buenos resultados, como ocurre con los dos complementos SE2 y StemFlo.

Ayudan también las semillas de chía, la cola de caballo (como buen diurético), el noni, la uña de gato, la graviola, etc.

Artículos Relacionados

1 Comment on 'Hipertensión arterial'

Noni para controlar la diabetes e hipertensión | Estilo y Salud dice : Invitado Reportar comentario 3 months ago

[…] conoce como hipertensión arterial a la elevación sostenida de la presión arterial sistólica y/o diastólica. La presión sistólica […]

Comentar

Tu email no sera publicado. Los campos marcados son obligatorios.

Powerstrips

Cetona de frambuesa

Alta Cosmética

Mascotas